Nilmary Boscan: El Poder de Ser Auténtico

Nilmary Boscan: El Poder de Ser Auténtico

Reconocer quiénes somos y aceptar nuestras capacidades,  talentos,  sentimientos,  virtudes y defectos,  significa ser auténticos.

Ser naturales en nuestra forma de ser,  sin antifaces,  asumiendo posturas  propias nos convierten en personas seguras de si mismas,  elevando nuestra confianza y autoestima. Mostrarse al mundo tal cual somos, es un reflejo de nuestra propia identidad y autonomía.

La persona autentica es capaz de tomar decisiones propias,  de manera eficaz, porque esta consciente y clara de lo que quiere para ella. Obviamente ser autentico,  también nos permite relacionarnos adecuadamente con el entorno,  respetando a quienes nos rodean.

Quien actúa de manera espontanea, se siente feliz consigo mismo,  porque vive la vida con integridad y sin ataduras de ningún tipo. Esa felicidad se traduce en confianza y tranquilidad.

Cuando se vive para complacer a los demás,   se deja de ser uno mismo,  se pierde la autonomía por completo. Ya dejas de ser tú,  para ser lo que los otros quieren que seas. Vivir para ser aceptado por los otros,  supone una carga que genera mucha ansiedad,  por ende se desencadena una serie de factores emocionales,  que afectan al individuo,  además de que el autoestima se pierde, por el poco valor que se da a si mismo. 

Ser auténticos nos da el maravilloso poder de amar lo que somos,  de una manera sensata, sana y humilde. Para poder amar a otros, es necesario quererse primero,  para poder brindar lo mejor a los demás.

Cuando somos naturales,  dejamos lo artificial a un lado,  porque no sirve,   logrando un conocimiento propio profundo,  además de una espiritualidad única,  que aporta grandes beneficios para nuestras vidas.  Cuando pretendemos ser algo que nos somos, nos desgastamos emocionalmente,  porque sostener algo que no fluye de manera natural trae severas consecuencias en el estado de ánimo y las ganas de vivir. Se actuara robóticamente haciendo lo que los demás hacen, piensan y quieren,  algo realmente frustrante. 

La vida es un regalo hermoso,  donde existen muchos caminos,  vivencias y  experiencias personales  que cada día nos nutre a través del aprendizaje y es lo que va formando el carácter del ser humano. Cada situación hay que vivirla de manera personal,  reflexionando intrínsecamente y en armonía con nuestros pensamientos y sentimientos. Si reaccionamos fijando nuestra conducta hacia lo que quieren los demás,  no nos sentiremos en paz consigo mismos y como consecuencia vendrá la frustración. 

El primer paso para ser auténticos consiste en  aceptarse, para estar en plena sintonía con nuestras habilidades y talentos sin desmeritar nuestras carencias o debilidades, propias de todo ser humano. Simplemente es hacer una observación objetiva de quienes somos, con todo lo que llevamos dentro, para lograr una sintonía perfecta con los anhelos de nuestro corazón. 

Actuar conforme a nuestros pensamientos y sentimientos,  amando y respetando a los demás nos hace seres auténticos. 

Archivo del blog

Síguenos vía Email